Identidad

 

El Colegio Nuestra Señora del Recuerdo se propone compartir con la familia y la sociedad el ejercicio de la función educativa.
 
El Carácter Propio de los Centros educativos de la Compañía de Jesús define la identidad y los objetivos del Colegio.
 
El Colegio asume su tarea como una participación en la misión evangelizadora de la Iglesia, y por eso ofrece a la familia y a la sociedad una opción educativa de clara inspiración cristiana, humana y liberadora, que aspira a formar personas capaces de cooperar a la instauración de una sociedad más justa.

Palabras del Director

Los medios de comunicación ya están soltando distintos “globos sonda” sobre cómo será el próximo curso 2021 / 2022. Los centros escolares estamos cerrando el actual, y no sólo por

obligación tendremos que realizar una evaluación y memoria de éste, sino que después de diez meses en el huracán de la pandemia del Covid19 necesitamos decirnos, humildemente: LO HEMOS HECHO MUY BIEN.

Nuestros alumnos han respondido con responsabilidad, paciencia, y confianza, igual que las familias. El personal del centro, cada uno en su función, docente o no, ha realizado su tarea cuidando la salud de todos, y cumpliendo cuanta norma higiénico-sanitaria se nos ha propuesto, o impuesto. No se trataba de “tener los colegios abiertos”, sino de que en este año escolar todos creciéramos y compartiéramos nuestra historia e historias.

Si bien es cierto que, por nuestra experiencia e informaciones diversas, sabemos que no pocos muchachos y adultos están sufriendo efectos colaterales en su salud, en su modo de relacionarse, y en cómo afrontar el duelo y la distancia. Para septiembre, en nuestra programación colegial y vital, pondremos entre nuestras prioridades cuidarnos, y querernos, si es posible un poco más. Será un tiempo donde la mirada al otro, con mascarilla o sin ella, tendrá que estar ofreciendo una mano y tiempo para sanar heridas y llenar los corazones de entusiasmo y esperanza.

Queridas familias, compañeros, alumnos y tantas personas vinculadas al Colegio Nuestra Señora del Recuerdo. Gracias por esa oración silenciosa que nos ha sostenido cada día. Gracias por la confianza en las decisiones que hemos ido tomando. Gracias por vuestra generosidad cuando os propusimos en el Domund, Navidad o la FSTA, “salir de nosotros mismos” y ayudar a los menos favorecidos.

No dejemos de cuidarnos y de cuidar a otros. Ruego a Nuestra Señora del Recuerdo que nos siga protegiendo, y bajo su “manto sagrado”, en este Año Ignaciano, con el ejemplo de San Ignacio, VEAMOS TODAS LAS COSAS EN CRISTO.

 

Juan José Tomillo González, SJ

0 comentarios

0 comentarios

Nuestro compromiso

En el desarrollo de su actividad opta asimismo por la realización del ideal de la Comunidad Educativa como estructura de colaboración, de valor cristiano y social que hay que promover, a través de unos cauces de participación responsable, dentro de los cuales son activos todos los miembros que la componen.

El Colegio, al configurarse como Comunidad Educativa Cristiana, se compromete a:

  • Promover una participación efectiva en la tarea educativa, en la que la responsable cooperación de todos en la tarea común, sea creadora de fraternidad y sirva a los alumnos de preparación para una convivencia social renovada y solidaria.
  • Ofrecer una enseñanza de calidad, evaluada no solamente por el nivel intelectual y académico de los conocimientos impartidos, sino también por su capacidad y eficacia para formar personas libres, solidarias con los demás, abiertas a lo trascendente, y comprometidas en la mejora de la sociedad.
  • Inspirar la educación en el Mensaje de Jesucristo y promover los valores evangélicos, en un ambiente en el que todos, educadores, alumnos, padres y demás personal del Colegio, puedan madurar en su fe personal y encontrar momentos para expresarla y dar testimonio de ella.

Nuestros objetivos como educadores

Atento a la evolución de la sociedad, el Colegio pretende preparar a sus alumnos y alumnas para afrontar responsablemente el esfuerzo por la superación de la presente situación de injusticia, creciente desnivel económico y social y paro laboral, y por la defensa de la naturaleza y el medio ambiente, la solidaridad interregional e internacional, el ecumenismo religioso, el progreso cultural y las nuevas tecnologías, etc.

De conformidad con los principios y objetivos definidos en su Carácter Propio, el Colegio se propone no sólo transmitir conocimientos a los alumnos, sino también posibilitarles la realización de una progresiva experiencia activa, creadora de actitudes que generen acciones y modos de comportamiento personal, porque es la persona del alumno, en lo más auténtico de sí misma, la que constituye el punto de convergencia de todas las líneas de la acción educativa:

  • La persona, que se hace y crece desde dentro de sí misma, que se valora por el vigor y la calidad de sus motivaciones y razones para vivir ella misma y en su relación con los demás.
  • La persona, que desde su libertad no sólo es capaz de trabajar para otros, sino que tiene como ideal de su realización humana el poder llegar a ser y a vivir para los demás, en servicio del progreso del hombre hacia su alto destino.
  • La persona, que se hace sensible y reacciona activamente ante toda forma de deshumanización, injusticia, discriminación, violencia, insolidaridad, fraternidad, etc., porque sus actitudes profundas son de justicia, fraternidad, libertad y solidaridad, elementos básicos para construir una sociedad en la que no se atente contra la dignidad humana y se pueda convivir en paz.
  • La persona, que es capaz de suscitar en sí misma y en otros una esperanza creadora y superadora de las inercias y resistencias propias y ajenas, para la transformación de la sociedad.
  • La persona, que busca el desarrollo de su personalidad también por el esfuerzo y el éxito académico, para ponerlo al servicio de la sociedad, no en emuladora competición con otros, sino en colaboración y solidaridad con todos.
  • La persona, que quiere servir en libertad, educándose para vivir en ella, reclamándola donde no existe y respetándola siempre.
  • La persona, que desde un íntimo y positivo arraigamiento en el suelo y cultura a los que pertenece, llega a ser universal de mente y de corazón.
  • La persona, que para lograr el ideal de su realización, hace objetivo importante de su vida el servicio de la fe y la promoción de la justicia

Por eso la opción educativa del Colegio sólo es viable en un contexto social comunitario y de relación interpersonal. Por eso en el planteamiento educativo desde esta opción, la fe y la cultura y el progreso del hombre y de la sociedad, no son alternativas excluyentes, sino distintas manifestaciones de la presencia de Dios en el mundo, y opciones libres del hombre mutuamente necesarias para su realización.